El Arte del Touche

El Arte del Touche

El Arte del Touche

El arte del Touche es la renovación de un clásico en la historia de Lottusse, es la unión de la innovación de una técnica y las pieles más selectas junto con la tradición artesanal con la que lleva la marca elaborando sus piezas desde 1877. Si a ello, unimos la libertad creativa que permite esta técnica, nos encontramos con piezas únicas, elaboradas a mano y con un toque distintivo y sofisticado.

Este tipo de calzado parte de una base totalmente natural de mucha calidad en la que se desarrolla una gran selección de materia de vacuno pero sin el último proceso que se realiza en una piel normal, el teñido en bombo. El resultado que se obtiene es una piel en crust, totalmente anilina y abierta de poro que nuestros artesanos tratan con bases de agua y alcohol para poder nutrirla antes de teñir.

Lottusse Touche

“El trabajo manual nos permite crear piezas únicas”

El zapato se puede teñir en todos los colores de la colección, y darle una profundidad de textura y de transparencia que en una piel anteriormente teñida es imposible conseguir, este trabajo manual permite crear piezas únicas.

La técnica Touche, de base totalmente blanca, se inicia con una primera aplicación en color claro y se va aumentando el tono. El teñido de la piel se hace sobre horma, lo que da la ventaja de acelerar el proceso con distintas capas de anilina, para así conseguir distintos efectos o intensidades de color.


En Lottusse disponemos de más de doce colores por temporada, de los cuales en cada campaña se renuevan seis, esto proporciona una libertad y creatividad con las texturas y los acabados que con otras técnicas sería imposible conseguir.

El zapato Touche esta elaborado mediante el proceso Lottusse Goodyear, el cual se inicia con un control del corte muy especial y cuidadoso.

Debido a este proceso manual es posible que el calzado no tenga una superficie homogénea y durante su uso los zapatos puedan mostrar un efecto desgastado proporcionando una característica única a cada par.

Lottusse Touche

Es un zapato que lleva desde su origen, el sello y la identidad del “know how” de la marca, la construcción Goodyear, proceso completamente artesanal llevado a cabo por la marca desde sus inicios en 1877.

El proceso de un par de zapatos Touche obliga, sobre todo en el proceso de corte y teñido, a tener un incremento del trabajo de casi el 30% de lo que es el proceso de elaboración de un zapato normal, ya que se debe teñir a mano en tres fases de tintura, lo que se traduce en tres artesanos adicionales y cerca de 130 operaciones, en las que participan casi 40 artesanos, desde el inicio de la selección de piel y corte, el cosido, tintado Touche, proceso Goodyear y finalmente, el proceso de acabado y envase.

Desde el momento en el que se inicia el proceso de elaboración de calzado Touche hasta que se finaliza el zapato pueden pasar entre 4 ó 5 días.

La posibilidad de hacer unidades únicas es casi imposible dentro del mundo de la moda, porque el proceso de producción se hace fuera del entorno de estas pequeñas fábricas. Para Lottusse, es una garantía de éxito y de identidad única que aporta exclusividad y autenticidad.

La elaboración Goodyear da como resultado un zapato impermeable y completamente resistente al tiempo; pudiendo durar toda una vida, y ahora con la técnica Touche se aporta un toque de color y sofisticación a cada look.