Generaciones

Generaciones

Generaciones

“A lo largo de las distintas generaciones de nuestra familia, se ha transmitido de padres a hijos una máxima: la calidad en el producto artesano”.

Cuando una empresa alcanza los 140 años de vida, es obvio que ese hecho nunca se puede atribuir a un solo factor. Sin embargo, en el caso de Lottusse, fundada en Inca en 1877, podría decirse que el principal parámetro que explica el éxito de la compañía es la pasión por la artesanía, por el trabajo bien hecho, que conduce a la elaboración de zapatos y de productos de piel que son, por su incontestable calidad, referencia no solo en el panorama nacional sino también en el ámbito internacional. No en vano, Lottusse a nivel mundial dispone de 62 puntos de venta entre Europa y Asia.

“En esta casa somos corredores de fondo. Calma, tacto y paciencia era el lema de mi abuelo Llorenç, y me parece tan acertado como vigente. A lo largo de las distintas generaciones de nuestra familia se ha trasladado de padres a hijos que sentimos una gran pasión por trabajar la piel y que debemos buscar la máxima calidad en el producto elaborado artesanalmente”. Quien así se expresa es Juan Antonio Fluxá, presidente de la firma, que encarna, junto a sus hermanos, la cuarta generación de la familia.

Si al fundador, Antonio Fluxá Figuerola, le corresponde el mérito incontestable de abrir camino y viajar (¡a finales del siglo XIX!) desde Inca a Inglaterra para aprender el oficio e importarlo a Mallorca, a la segunda generación, encabezada por Llorenç Fluxá, hay que apuntarle en su haber la incorporación de un proceso de trabajo muy bien definido con la aplicación del sistema Goodyear, que se mantiene en la actualidad, para “fabricar los mejores zapatos de Europa”. Al hijo de Llorenç, Antonio Fluxá (y estamos hablando, por tanto, de la tercera generación) corresponde señalarle el mérito de la apuesta por nuevas pieles y la innovación, así como la apertura de tiendas propias. Y, finalmente, la actual propiedad, con Juan Antonio Fluxá a la cabeza, trabaja día a día para mantener el espíritu inconfundible de Lottusse y conjugarlo con la internacionalización de la empresa y la apertura de nuevos caminos en el mundo on-line.

“En esta casa somos corredores de fondo. Calma, tacto y paciencia era el lema de mi abuelo Llorenç, y me parece tan acertado como vigente”.

Desde sus inicios, la empresa buscó siempre la excelencia en la artesanía, sin escatimar medios ni esfuerzos. Apostó firmemente por el sistema de trabajo Goodyear, un producto de la máxima calidad, muy cómodo y perdurable en el tiempo que precisa de muchas manos altamente cualificadas para llevarlo a cabo.

Con el trato diario y continuado, sobre la base de la confianza y el compromiso mutuos, el vínculo establecido entre la propiedad y los artesanos ha sido siempre tan fuerte que, del mismo modo que ha ocurrido al frente de la compañía, también entre los propios artesanos cabe hablar de relevo generacional en las familias. “Hemos tenido trabajando en la fábrica a abuelo, padre e hijo de una misma familia.
Actualmente, se mantiene la misma filosofía con la que hemos crecido en la historia de la marca”, subraya orgulloso Fluxá.

En el trabajo cotidiano por alcanzar la excelencia en todos los productos made in Lottusse, también la materia prima ha jugado y juega un papel relevante. En ese sentido, subraya Juan Antonio Fluxá, “seguimos pensando siempre en mantener el know-how en Inca. Innovando con proveedores, de pieles y de suelas, cuyos abuelos ya tenían relación con esta casa. Eso nos da confianza mutua, en una relación que considero buena, sana y productiva. Hablamos el mismo lenguaje y nos entendemos”.

“Actualmente, se mantiene la misma filosofía con la que hemos crecido en
la historia de la marca”.


“Seguimos innovando con proveedores, cuyos abuelos ya tenían relación con esta casa. Eso nos da confianza mutua, en una relación que considero buena, sana y productiva”.

También en lo referido al producto podemos hablar de relevo generacional, pero siempre preservando los principios que rigen la empresa desde su constitución y hasta nuestros días, la apuesta por la máxima calidad y el cuidado supremo por cada detalle. “En efecto. También en ese ámbito, el de producto –afirma Fluxá- ha habido cambios y generaciones. Al principio, Lottusse solamente fabricaba zapatos para hombre. Posteriormente, ya en la segunda década del siglo XX, empezamos a fabricarlos para mujer. En los años setenta y ochenta, fabricamos zapatos de corte clásico, los mocasines, para acompañar al traje. Y también en los años ochenta empezamos con bolsos y prendas de piel, coincidiendo con la apertura de las tiendas propias. En ese ámbito, a día de hoy vivimos el contraste entre la inmediatez con la que se mueve todo y la paciencia y el tiempo que requiere la fabricación de un producto como el nuestro”.



Por tanto, en el caso de Lottusse podemos hablar de varias generaciones no solo en la propiedad, sino que procede hacerlo en el caso de trabajadores, de proveedores, de producto… y de cliente. Sí, porque el compromiso de la clientela con la empresa ha propiciado que también los consumidores de los productos de Lottusse, siempre con el denominador común de la máxima calidad, hayan pasado el testigo a sus descendientes. Es su apuesta por la calidad y, en consecuencia, el reconocimiento a un trabajo hecho con las manos, qué duda cabe, pero también con el corazón.

“Lo mismo cuesta hacer una cosa bien hecha que una cosa mal hecha, la dedicación es la misma. La perfección es cuestión de tiempo”. Esta máxima que repetía Antonio Fluxá, padre del actual presidente de Lottusse, sigue plenamente vigente en la empresa. Una empresa que ha traspasado fronteras, décadas y siglos sin perder su identidad.

“A día de hoy vivimos el contraste entre la inmediatez con la que se mueve todo y la paciencia y el tiempo que requiere la fabricación de un producto como el nuestro”.

Pais: 6 restricted_country_mode: 1 geolocation_country: United States PS_CATALOG_MODE: bool(false)PS_ALLOWED_COUNTRIES: DE;AD;AU;AT;BE;CU;DK;ES;FI;FR;GR;IE;IT;LV;LU;NO;NL;PL;PT;GB;CZ;RO;SE;CH PS_GEOLOCATION_BEHAVIOR: string(1) "1"