Cordovan

Cordovan

Cordovan

Debido a la similitud de su nombre, el origen de esta piel suele ligarse erróneamente a la ciudad española de Córdoba, en la cual durante el Califato –del siglo VII al X- surgió la figura de aquellos curtidores llamados "los Cordobanes", que trataban, sin embargo, la piel del macho cabrío para conseguir piezas de gran flexibilidad y brillo. Pero esto nada tiene que ver con la piel que conocemos hoy día con el nombre de Shell Cordovan. Y es que ésta, en cambio, procede del caballo, concretamente del revestimiento de la grupa o los cuartos traseros, de ahí el significado del término anglosajón “Shell”, y por ello su nomenclatura latina se refiere a ella como “anca de potro”.

Su origen lo encontramos a finales del siglo XIX en Francia, donde el consumo de carne de equino comienza a extenderse por la zona. Es entonces cuando, debido al aumento de producción de pieles, comienza a resultar rentable para los curtidores de toda Europa el incluir este tipo entre otras ya conocidas.

El uso inicial de esta piel de curtición vegetal es como material para los asentadores de filo de las navajas de afeitado, debido a su resistencia, rigidez y durabilidad. Hasta su exportación por parte de los europeos emigrantes a Estados Unidos no se consigue que los procesos de curtición ofrezcan pieles lo suficientemente flexibles y aptas para otros usos y aplicaciones.



Su exclusividad comienza allí donde lo hacen sus limitaciones. Y es que en la actualidad Francia y Canadá son dos de las fuentes de origen de este tipo de pieles, con una producción muy escasa y controlada. Además, el trabajo de esta piel se dificulta al resultar piezas de pequeño tamaño y ser poco flexibles para montar en horma con facilidad.

A diferencia de las pieles de origen vacuno y bovino, esta se curte y trabaja por la carnaza y no por la flor, de esta manera el resultado obtenido es una superficie lisa y con cierto brillo natural, sin poro aparente, ya que éste queda en el interior. Estas diferencias, unidas a su propia naturaleza, dotan a esta piel de ciertas características especial que la hacen incomparable a cualquier otra: Su doblado y arrugado es totalmente distinto, en forma ondulada y provocando un ligero aclarado de la zona. Curiosamente los que conocen el cuidado de esta valiosa y exclusiva piel, aplican con frecuencia el uso de un hueso sobre la superficie para compactar, dar forma y asentarla, aunque una de sus grandes ventajas es el poco mantenimiento que necesita para conservar su peculiar aspecto lustrado.

Otra de las genialidades de esta materia prima es que la tonalidad de origen puede variar con la luz e incluso entre partes de una misma pieza, además al proceder de curtición mediante taninos vegetales su superficie cambia y evoluciona con facilidad. Además, su resistencia al desgaste es mayor y cualquier indicio del tiempo parece desaparecer con poco más que una breve pasada de trapo.

Quien la conoce sabe que no es una piel para cualquiera, porque muchos no comprenderán su comportamiento, otros no valorarán su precio y otros tantos ni siquiera sabrán diferenciarla. A pesar de ello, quien de verdad conoce sus cualidades, sabe de sus virtudes y capacidades.

En España son pocos, sobre todo pequeños artesanos, los que se aventuran a trabajar con este tipo de pieles, debido a su dificultad de manejo, poco rendimiento de sus piezas y alto coste de las mismas. Esto suma enteros a ese aura de exclusividad que rodea siempre a esta magnífica piel.

¿Te atreves a probarla?

Pais: 6 restricted_country_mode: 1 geolocation_country: United States PS_CATALOG_MODE: bool(false)PS_ALLOWED_COUNTRIES: DE;AD;AU;AT;BE;CU;DK;ES;FI;FR;GR;IE;IT;LV;LU;NO;NL;PL;PT;GB;CZ;RO;SE;CH PS_GEOLOCATION_BEHAVIOR: string(1) "1"