MOCASIN  

Mostrando 12 de 31 productos

Los mocasines de piel son, sin duda, uno de los zapatos de hombre más extendidos en los armarios por su comodidad y variedad en diseño. Un mocasín se distingue por ser un calzado de pala ancha, cerrado completamente en la zona del empeine, pero que carece de cordones, hebillas o cualquier otra forma de sujeción y que se calzan con un solo gesto.

Por su construcción, está considerado un calzado eminentemente casual o sport, por lo que es adecuado vestirlos tanto con vaqueros o incluso pantalón corto, como en eventos formales o de trabajo, siempre que el diseño y los materiales sean los adecuados. Al tratarse de un zapato sport, las combinaciones y tipos son cada vez más amplios y abarcan ya públicos de todas las edades y estilos.

Historia de los mocasines

Aunque los mocasines actuales fueron diseñados en los años 30 del siglo XX, en Noruega, su origen se remonta mucho más atrás. A muchos sorprenderá saber que se trata de una prenda de vestir originaria de los nativos norteamericanos. De hecho, mocasín deriva del término makasin, que significa literalmente “zapato” en idioma Powhatan, una tribu localizada en lo que hoy es Virginia. Estos mocasines originarios estaban fabricados en piel sin curtir y se diferencian de los actuales en su suela blanda, que permitía a aquellos que lo vestían sentir el suelo.

La versión moderna surge en los años 30 y era vestida por pescadores noruegos. Su popularidad llegó de la mano de G.H. Bass & Co, al lanzar el zapato Weejun en 1936, hoy en día conocido como mocasín Penny. Este calzado de cuero y sin cordones fue aumentando su popularidad en los años 40 y 50 tanto en Europa como en Estados Unidos, donde era el calzado más común entre los estudiantes.

Cabe señalar que, en la actualidad, a diferencia del español, en el idioma inglés existe una distinción entre moccasin o loafer. Los primeros hacen referencia a los modelos más cómodos, normalmente construidos con materiales muy suaves y suelas muy finas y que pueden llevarse incluso sin calcetín. Estos no tienen cabida en ocasiones medianamente formales o laborales y son conocidos también como mocasines italianos.  En cambio, los loafer son los mocasines más formales que están construidos sobre una suela más consistente y tacón. En España este tipo de calzado se conoce con el nombre de zapatos castellanos o mocasines castellanos, en honor a la marca que popularizó este tipo de mocasines de piel en nuestro país.

Tipos de mocasines

La innovación en la construcción y diseño de los mocasines ha crecido de manera exponencial en las últimas décadas, por lo que existen tantas variantes y combinaciones de este tipo de zapato de hombre, que cada resulta casi imposible realizar una clasificación completa. Por ello, nos centraremos en los modelos más principales y a su vez más extendidos de los zapatos castellanos:

La característica principal de los mocasines Penny es la hendidura en forma de media luna en el antifaz del zapato – la tira decorativa en la parte superior del empeine-, donde los estudiantes, según la tradición, solían esconder un penique para atraer a la suerte.

Como una modificación del primero, encontramos el mocasín beefroll que se distingue principalmente por las costuras que forman sus característicos “rollos de piel”, con más o menos prominencia, que se encuentran en los extremos del antifaz, que puede tener o no el corte del Penny. Este modelo, sin duda, es uno de los más extendidos en España.

Los mocasines con borlas o Tassel son también de los más demandados. Se distinguen por la tira de piel que recorre los laterales del zapato y que se anudan en el empeine con una borla en cada extremo, de donde toma su nombre. Se considera el más formal por contar con una horma más alta y cerrada que el resto de mocasines, pero siempre habrá que tener en cuenta los materiales en los que esté construido para vestirlos de la manera más adecuada.

Los mocasines italianos serían la versión más informal de los mocasines. En el mercado anglosajón se englobarían bajo la denominación de moccasin. Un diseño más cómodo, libre e innovador y con un uso de las pieles más suaves y de una suela más fina.

Cuando vestir mocasines

Como ya hemos indicado anteriormente, la amplitud de modelos de mocasines hace que haya que prestar atención a su horma, diseño y materiales para combinarlos con la vestimenta más adecuada y elegirlos o descartarlos según la ocasión.

Los mocasines italianos, especialmente los construidos en ante y en colores más atrevidos, serán los más adecuados para atuendos informales como vaqueros o pantalones cortos. Quedan totalmente descartados para eventos formales o semiformales.

Los mocasines Penny también se utilizan habitualmente con vaqueros o chinos. Sin embargo, si la horma es más cerrada como ocurre con los Tassel podrían llegar a vestirse con traje en su versión más casual, aunque ambos en EEUU es parte del vestuario típico de negocios.

Nunca debemos utilizar los mocasines con esmoquin, chaqué, frac o chaquetas cruzadas, tampoco sería el calzado adecuado en ceremonias formales.

Materiales de fabricación

El mocasín tipo castellano se ha realizado tradicionalmente con piel de vacuno en colores negro y florentic burdeos. En la actualidad, especialmente, en verano existe más variedad de colorido y pieles que se adecúan a todo tipo de vestimentas informales.

En Lottusse, además de los modelos clásicos, podrán encontrar mocasines con cosido Goodyear y tintados a mano con nuestra exclusiva técnica Touche, lo que les distingue del resto del mercado por sus tonos vivos y sus insuperables acabados.

Cómo cuidar mis zapatos castellanos

Como cualquier tipo de zapato, antes de proceder a su limpieza, debemos identificar la piel de la que están hechos y elegir los productos adecuados para su mantenimiento.

Si el mocasín está realizado en cuero liso, lo más adecuado es limpiar la superficie con un cepillo de crina y, una vez eliminada la suciedad, aplicar la crema Lottusse en movimientos circulares con un paño de algodón. Dejar que se absorba la crema y cepillar nuevamente para retirar el exceso y abrillantar la superficie.

En el caso de que los mocasines sean de ante y nubuck empezaremos cepillando a contrapelo con un cepillo de crina y uno de crepe para eliminar las manchas. Con una esponja natural humedecida proceda a limpiar de manera homogénea con movimientos circulares. Tras secar durante más de una hora, se aplica el spray renovador de Lottusse y posteriormente se cepilla en dirección al pelo para peinar el zapato.

Le recordamos que el color de la piel tintada a mano puede aclararse un poco, por lo que le recomendamos limpiar siempre con extremo cuidado.

Pais: 6 restricted_country_mode: 1 geolocation_country: United States PS_CATALOG_MODE: bool(false)PS_ALLOWED_COUNTRIES: DE;AD;AU;AT;BE;CU;DK;ES;FI;FR;GR;IE;IT;LV;LU;NO;NL;PL;PT;GB;CZ;RO;SE;CH PS_GEOLOCATION_BEHAVIOR: string(1) "1"